Laparoscopia por Puerto Único

 

Técnica quirúrgica de baja invasividad que permite el tratamiento quirúrgico de diferentes procesos del riñón y de las vías urinarias a través de una incisión abdominal de pequeño tamaño.

La laparoscopia por puerto único se realiza a través de un pequeño orificio en el pliegue umbilical, de tal forma que no hay herida quirúrgica apreciable.

En la actualidad el acceso a los trastornos urológicos se realiza desde una vía extraperitoneal o transabdominal, y a través de ellas podemos efectuar el tratamiento de enfermedades renales; tumores, litiasis, etc., pielo-ureterales; litiasis, malformaciones congénitas etc., vesicales y prostáticas; ya sean tumorales o no.

 

Ventajas:

 • Práctica ausencia de cicatriz

 • Posoperatorio más corto

 • Menor dolor

 • Rápida recuperación