Es una técnica no invasiva/no quirúrgica para el tratamiento del cáncer de próstata localizado que actúa aplicando ultrasonidos focalizados de alta intensidad.

El haz de ultrasonidos se concentra sobre el punto preciso y destruye el tejido canceroso al elevar bruscamente la temperatura del tejido con la consiguiente desestructuración proteica en la zona afectada. 

 

 HIFU

Resultados

Numerosas investigaciones sobre la técnica HIFU, los resultados avalan su efectividad y seguridad, por lo que hospitales de todo el mundo lo usan para el tratamiento del cáncer de próstata.

En el 88% de los casos se elimina el cáncer de próstata y en un 75% de los casos no hay riesgo de impotencia;

86% de casos libres de enfermedad.

75% de preservación de potencia sexual.

98% tasa de tratamientos libres de incontinencia.

Según este estudio el 88% de los pacientes tratados quedan liberados de la enfermedad.

 

Indicaciones

En pacientes con:

  •   Biopsia diagnosticada como cáncer de próstata.
  •   Cáncer de próstata localizado.
  •   Prótatas inferiores a 40cc o en su defcto con una distancia prostática antero-posterior inferior a 4cm.
  •   Una situación física decuada.

 

También está indicado en pacientes:

  •   Autocoagulados.
  •   Cardiópatas.
  •   EPOC.
  •   Cualquier otra morbilidad asociada.

 

Beneficios y Ventajas

Calidad de vida:

Reducción del tiempo de hospitalización

Reducción del tiempo de sondaje.

Menor dolor pélvico

Menor incidencia de disfunción eréctil.

Menor tasa de incontinencia.

Rápida recuperación.

Mejor calidad de vida.

Mayor seguridad:

Energía segura, precisa y limpia sin efectos secundarios como la radiación.

No supone pérdida de sangre como otros tratamientos.

Conlleva mayor control y seguridad gracias a la monitorización permanente del paciente con imágenes en 2D y 3D a tiempo real.

Control visual del tratamiento.

Mayor precisión y eficacia:

Impactos más cortos y más precisos, dirigidos a la zona afectada, sin dañar los tejidos sanos.

Destrucción precisa y definitiva del área afectada.

Buenos resultados clínicos en una sesión.

El tratamiento puede repetirse si fuese necesario. Puede combinarse o aplicarse tras cualquier otro tipo de tratamiento anterior fallido.