protesisPene

 

La implantación de prótesis de cuerpos cavernosos supone un gran avance en el tratamiento de estos enfermos.

Se han diseñado varios tipos de prótesis;  rígidas, semirrígidas y flexibles. Estás ultimas poseen diferentes grados de flexibilidad. Son sistemas mecánicos que en erección alcanzan una turgencia y rigidez magníficas y en reposo asemejan tremendamente al pene en condiciones normales. Los resultados quirúrgicos son extremadamente buenos y el índice de complicaciones muy bajo.

 

Con la implantación de prótesis de cuerpos cavernosos del pene  ha cambiado radicalmente la expectativa de los pacientes con DE de forma que en la actualidad es un trastorno al que siempre podremos dar una respuesta terapéutica satisfactoria. En este sentido podemos decir la disfunción eréctil en una enfermedad que siempre es susceptible de curación.